logo For the best experience please turn your device to portrait view.

Introducción

Back to Schedule
Donate

«La música es un arte divino que ha de utilizarse no sólo para proporcionar placer sino como un camino hacia la percepción de Dios».

Paramahansa Yogananda

Paramahansa Yogananda trajo a Occidente el arte de la India del canto devocional, iniciando a miles de personas a la experiencia de cantar juntos himnos de alabanza a Dios. En abril de 1926, en el famoso Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York, el gran Maestro enseñó el amado canto «O God Beautiful (¡Oh Dios hermoso!)» a una amplia audiencia que llenaba la sala a rebosar. Más tarde, relató:

«Durante una hora y veinticinco minutos, miles de voces —el auditorio en pleno— cantaron […] en un ambiente divino de gozosas alabanzas. […] Al día siguiente, muchos hombres y mujeres dieron testimonio de la percepción de Dios y de la curación de cuerpos, mentes y almas que había tenido lugar durante el canto sagrado, y llegaron numerosas peticiones para repetir el canto en otros oficios».

Share this on